Ganadería vieja


 

Los drones en ganadería

Este sector está cada vez más extendido gracias sobre todo a la comodidad que aportan estas pequeñas aeronaves a los profesionales del sector que los usan para optimizar su trabajo en tareas como las siguientes:

  • Detección de enfermedades en el ganado: los drones equipados con cámaras térmicas y sensores especiales pueden detectar de forma temprana la enfermedad de los animales, incluso antes de que los síntomas sean evidentes. Un aumento o descenso de la temperatura, puede ser detectado por la cámara al sobrevolar un rebaño,.
  • Pastoreo y control de rebaños: las posibilidades que ofrecen los drones en la ganadería han llevado a no pocos ganaderos a plantearse que sustituyan a los perros pastores y lleven a cabo sus tareas, ya que sólo con acercarlos a un grupo de animales a una distancia suficiente, se puede hacer que un rebaño se mueva en la dirección deseada. Si el drone lleva acoplada una cámara, se pueden también controlar sus movimientos.
  • Control de ganado en altura: ciertas especies de ganado tienen su hábitat natural en la montaña, a alturas bastante elevadas. El uso de un dron para controlar su estado y posición puede evitar a los pastores muchos viajes hasta su posición, que no siempre ofrece un acceso cómodo y sencillo.
  • Detección y control de los efectos de incendios y otros desastres naturales en rebaños: cuando ocurre un incendio o cualquier otro desastre natural, como una inundación,  los rebaños pueden sufrir bajas. Especialmente los que se encuentran en situación de semilibertad en bosques y montañas. Los drones permiten tanto llegar hasta los animales y comprobar si están bien o alguno ha fallecido o está herido como calcular el nivel de aceptación del desastre en las cabezas de ganado afectadas.
  • Localización de reses desorientadas o perdidas: los pastores y ganaderos saben lo habitual que es que una o varias reses se desorienten y se aparten del rebaño o de la manada. Como consecuencia, se pierden. Localizarlas mediante batidas es un proceso largo y lento, y requiere mucho personal. Con un drone, puede ser cosa de minutos o de un par de horas dar con los animales despistados.

 

VOLVER >>